Organismos internacionales ¿engatusados ó supeditados? (por Carmen Garcia Guadilla)

imageESTA-FAO” es un juego con la palabra “estafa”, que utilizó uno de los humoristas con más cultura política en Venezuela (Laureano Márquez) en uno de sus últimos escritos. Esto porque la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) entregó recientemente al presidente de Venezuela un reconocimiento por haber logrado alcanzar uno de los objetivos del milenio que tiene que ver con alimentación. Ese hecho asociado a la situación de todos los días que vive la población venezolana, ha creado una disonancia que se ha traducido en distintas manifestaciones. Ello porque este es un momento en que la población venezolana vive una profunda escasez de alimentos y el estado nutricional de la población está siendo cuestionado por los investigadores del área. Comienza el texto del humorista señalado que si no fuera porque la FAO es un organismo adscrito a la ONU, los venezolanos creerían que se trata de un chiste y “que el día de la entrega del premio, el director general de la FAO bien podría agarrar al presidente por un brazo y señalando a un ángulo oculto decirle: bienvenido a la cámara indiscreta”.

Estoy de acuerdo en considerar que los principios, propósitos y misiones de los organismos internacionales creados hace ya varias décadas, siguen siendo indispensables para el entendimientos de los pueblos. Sin embargo, es preciso tomar en cuenta que estos organismos internacionales son financiados por los gobiernos y que, por tanto, también son “inter-gubernamentales”. Otras organizaciones también lo son, como la OEA. De ahí que José Miguel Insulza expresara, cuando finalizó su segundo periodo como Secretario General de la OEA: “He lamentado mucho que no se haya querido enfrentar (la situación de Venezuela) de manera distinta (…) que no nos hayamos ocupado de la situación de un país que evidentemente sufre una crisis y en el cual la comunidad internacional no está haciendo todo lo que podría hacer”.

Por otro lado, es importante señalar que los informes comparados que realizan los organismos internacionales están sustentados en datos que envían los propios gobiernos. En este sentido, y en el caso de Venezuela, muchos ciudadanos no se explican cómo este país sale tan bien posicionado en cuanto a indicadores internacionales en algunas áreas. Por ejemplo, los voceros del gobierno venezolano no se cansan de repetir que, “de acuerdo a la Unesco” (que como se ha señalado trabaja con datos entregados por los gobiernos) Venezuela figura en el 4º lugar del mundo con mayor tasa de educación superior y en el 2º lugar en América Latina (después de Cuba). Sin embargo, esta información es disonante con los negativos resultados observados en el ultimo ranking universitario mundial (QS University Rankings 2015), donde Venezuela solo figura con 7 universidades entre las 300 mejores universidades de América Latina, ubicándose por detrás de Brasil que tiene 79 universidades, México 47, Colombia 41, Chile 30, Perú 16 y Ecuador con 7.

Venezuela logra visibilidad en el mapa de indicadores de entrada (cuantitativos)”pero no en los de rendimiento.  Quienquiera que vea los datos cuantitativos difundidos por los organismos internacionales puede suponer que Venezuela es un país muy educado cuyos resultados tienen impacto en la productividad económica y en la eficiencia de las instituciones. Sin embargo, lo que se observa es todo lo contrario;  y una gran parte de los venezolanos se preguntan ¿Cómo se compagina esa información de la Unesco con el hecho que las universidades públicas autónomas venezolanas, las que más producen, están siendo desmanteladas por falta de financiamiento? Sus postgrados y centros de investigación en vez de aumentar están disminuyendo y sus profesores tienen que emigrar debido a los míseros sueldos que están recibiendo. ¿Cómo hacer saber a estos organismos internacionales que en Venezuela se está dejando agonizar al sector de universidades autónomas debido a que ese sector molesta por su ejercicio de la autonomía, de libre pensamiento y que no se supedita a ningún modelo que se le quiera imponer?

Muchos se preguntan ¿por qué los organismos internacionales no toman en cuenta estudios de investigadores nacionales que permitan relativizar los datos enviados por las instancias oficiales cuando éstos son disonantes?. En el caso de la FAO, sorprende que no tomara en cuenta las observaciones enviadas por Instituciones como el Centro de Estudios del Desarrollo, la Fundación Bengoa, el Observatorio Venezolano de la Salud y el Colegio de Nutricionistas y Dietistas. También la FAO tendría que haber calibrado cómo relativizar el premio que se da en un momento muy crítico, aunque correspondiera  a datos con fechas pasadas. Esta fue una de las explicaciones con la que se defienden y que solo responde en parte a las críticas que se han hecho.

El premio de la FAO al presidente de Venezuela llevó a que algunos medios, incluido el académico, se manifestaran. Provea (Programa Venezolano de Acción-Educación en Derechos Humanos del Centro Gumilla) señala, entre otras cosas, que “la seguridad alimentaria y la realización plena del derecho humano a la alimentación están en riesgo y (…), por lo tanto, mientras el Ejecutivo Nacional no adopte medidas dirigidas a brindar soluciones a la grave crisis que atravesamos en materia de producción y abastecimiento de alimentos, persistirán las largas colas y la incertidumbre entre los ciudadanos”.

En el medio académico, el reconocido profesor venezolano, Carlos Machado Allison, escribió una carta abierta, dirigida al Representante de la FAO en Venezuela, así como al director de la Oficina Regional y al Director General de la FAO. Después de señalamientos sobre las disonancias del premio y la situación agroalimentaria en Venezuela, termina diciendo: “Muchos entendemos que su organización, y por consiguiente su empleo, dependen de los gobiernos y no de los pueblos. Sin embargo, también entendemos que discreción y habilidad diplomática serían suficientes. En nombre de muchos venezolanos le ruego que al menos guarden silencio y ocasionalmente informen a su organización que las cosas andan mal en Venezuela. No promueva premios a la incompetencia de las políticas equivocadas, tengan respeto, o al menos compasión, por los venezolanos”.

Como afortunadamente el humor de los venezolanos todavía no ha podido ser erradicado por el gobierno de turno, concluyo con la última frase del texto del humorista Laureano Márquez: “Definitivamente hay jaladas tan exageradas que no convienen ni al adulante ni al adulado, porque ambos quedan muy mal.”(…) En cuanto al adulante, en este caso la FAO, “el premio descalifica a la organización que lo otorga. Es como si Human Rigth Watch le hubiese dado un premio de respeto a los derechos humanos a Pinochet, como si la FIFA tuviese comité de ética. En fin, no sé ustedes; lo que soy, yo me siento estaFAO.

—————————————————–

Textos completos señalados en el presente articulo:

– Laureano Márquez: http://confirmado.com.ve/opinan/esta-fao/

– PROVEA. Violación del derecho a la alimentación forma parte de la situación generalizada de retrocesos en derechos sociales. http://www.derechos.org.ve/2015/01/16/violacion-del-derecho-a-la-alimentacion-forma-parte-de-la-situacion-generalizada-de-retrocesos-en-derechos-sociales/

– Carta abierta del Prof. Carlos Machado Allison a la FAO sobre el reconocimiento a Venezuela: http://prodavinci.com/2015/06/12/actualidad/carta-abierta-del-profesor-carlos-machado-allison-a-la-fao-sobre-el-reconocimiento-a-venezuela/

– La pobreza en Venezuela, desmontando el mito con números: http://prodavinci.com/2015/05/08/actualidad/la-pobreza-en-venezuela-desmontando-el-mito-con-numeros-por-a-oliveros-c-parilli-y-p-navarro/

– Insulza sostiene que los países pueden hacer más ante crisis de Venezuela: http://noticiaaldia.com/2015/05/insulza-sostiene-que-los-paises-pueden-hacer-mas-ante-crisis-de-venezuela/

– El hambre oculta tras la escasez. Siete Días. El Nacional: http://www.el-nacional.com/siete_dias/hambre-oculta-escasez_0_641935918.html

–  The Economist, “Let them eat chavismo”   http://t.co/c9ijXpRGY9