Poema del siglo XV: Coplas de Jorge Manrique (Palencia 1440? – 1479) Responder

Coplas a la muerte de su padre, 1947

(Estrofas escogidas)

 

Recuerde el alma dormida

avive el seso y despierte

contemplando

como se pasa la vida

como se viene la muerte

tan callando;

cuan presto se va el placer,

cómo, después de acordado

da dolor;

cómo, a nuestro parecer,

cualquier tiempo pasado

fue mejor.

 

Nuestras vidas son los ríos

que van a dar en la mar,

que es el morir;

allí van los señoríos

derechos a acabar

y consumir;

allí los ríos caudales,

allí los otros medianos

y más chicos,

allegados, son iguales

los que viven por sus manos y los ricos.

 

Ved de cuán poco valor

son las cosas tras las que andamos

y corremos,

que, en este mundo traidor,

aún primero que muramos

las perdemos.

 

Los placeres y dulzores

de esta vida trabajada

que tenemos,

no son sino corredores,

a la muerte, la celada

en que caemos.

No mirando a nuestro daño,

corremos a rienda suelta

sin parar;

hasta que vemos el engaño

y queremos dar la vuelta

y no hay lugar.

 

Partimos cuando nacemos,

andamos mientras vivimos,

y llegamos

al tiempo que fallecemos;

así que cuando morimos,

descansamos.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s